SEPIH

Protocolo 30: Estándares y utilidad de la hospitalización a domicilio

Fecha de publicación

Septiembre 2021

Resumen

Las unidades de Hospitalización a Domicilio proporcionan una atención integral al enfermo de determinadas patologías tanto agudas como crónicas, permitiendo a los niños enfermos permanecer en sus casas, rodeados de sus familiares y en su entorno, sin por ello dejar de recibir la atención especializada que precisan por su patología.

La hospitalización en el domicilio ofrece múltiples beneficios mejorando la calidad de vida de los niños y sus familias, y también al sistema sanitario, como la disminución de la presión asistencial.

La actividad de los equipos de HaD-P es muy heterogénea, y debe adaptarse a la demanda estimada y a las características específicas de cada centro. El tipo de pacientes o situaciones clínicas que habitualmente pueden beneficiarse de este tipo de asistencia son los siguientes: Tratamiento Antimicrobiano Domiciliario Endovenoso (TADE), nutrición parenteral domiciliaria (NPD), nutrición enteral domiciliaria (NED), alta precoz para control de síntomas, pacientes quirúrgicos, ventilodependientes y oxigenodependientes, con ó sin traqueostomía, alta precoz de prematuros sanos, monitorización cardiorrespiratoria, cuidados paliativos, tratamiento quimioterápico, transfusiones…

Autores

Aurora Madrid Rodríguez
Equipo de Pacientes Crónicos Complejos y Cuidados Paliativos Pediátricos. Hospital Materno Infantil. HRU de Málaga

María José Peláez Cantero
Equipo de Pacientes Crónicos Complejos y Cuidados Paliativos Pediátricos. Hospital Materno Infantil. HRU de Málaga

Jesús Sánchez Etxaniz
Hospitalización a domicilio pediátrica. HU Cruces-Barakaldo

Palabras clave

  • Hospitalización a domicilio
  • Cuidados domiciliarios