SEPIH

Protocolo 05: Monitorización del niño hospitalizado

Fecha de publicación

Junio 2021

Resumen

La monitorización es un aspecto fundamental de la hospitalización pediátrica y consiste en la interpretación de la información que nos emiten diversos sistemas de vigilancia que miden las constantes vitales de los pacientes. El desarrollo de la tecnología ha conseguido mejorar la monitorización centralizada, que permite al personal sanitario obtener información continua de varios pacientes al mismo tiempo y de forma remota. Los parámetros clínicos que debemos monitorizar en Hospitalización Pediátrica son: frecuencia cardiaca (FC), frecuencia respiratoria (FC), tensión arterial (TA), temperatura (T), y saturación de oxígeno (Sat02). Otros parámetros que podemos monitorizar son el CO2 espirado, dolor, nivel de conciencia, nivel de sedación, nivel de hidratación, glucemia, tiempo de relleno capilar o variaciones vasculares, y otros parámetros en función de la patología del paciente. La exploración y observación del paciente deben de ser complementarias a la monitorización y debe realizarse un registro de todos estos parámetros. La monitorización continua permite tener una tendencia de las constantes a lo largo del tiempo y poder anticiparnos al empeoramiento del paciente, ya sea con monitorización cardiorrespiratoria continua, pulsioximetría o capnografía. Es fundamental un buen sistema de alarmas, que deben ajustarse según la edad y el proceso clínico, para minimizar las falsas alertas. Un buen sistema de monitorización debe ir acompañado de un Sistema de Alerta Precoz Infantil (SAPI) para que podamos ofrecer una rápida respuesta a los eventos de los pacientes.

Autores

Felipe González Martínez
Médico adjunto en Pediatría Interna Hospitalaria. Hospital Universitario Gregorio Marañón Madrid. Hospital Materno Infantil

Jimena Pérez Moreno
Médico adjunto en Pediatría Interna Hospitalaria. Hospital Universitario Gregorio Marañón Madrid. Hospital Materno Infantil

Palabras clave

  • Monitorización cardiorrespiratoria
  • Pulsioximetría
  • Capnografía
  • Telemetría
  • Hospitalización Pediátrica